Para que los jugadores entiendan el juego, debemos enseñarles distintos principios; gracias a estos principios, los jugadores podrán tomar la mejor decisión, incluso bajo presión.

Cuando se juega desde la parte de atrás en salida de balón, lo primero que debe tener en cuenta el jugador es si es posible un pase en profundidad sin perder el balón. Especialmente si el equipo contrario está presionando alto, aparecerá un espacio entre las líneas que debe ser explotado. Si no hay espacio, esto significa que el oponente ha basculado mucho hacia la pelota, abriendo espacio en el lado más alejado del balón. Si ninguna de estas áreas es explotable, uno necesita estirar más al contrario; esto lo conseguirá con pases hacia atrás. Estas suposiciones crean el primer principio:
1. Primero mira profundo, luego ancho y por último hacia atrás

En un escenario en el que la oposición no está presionando alto, sino simplemente moviéndose horizontalmente, tu equipo debe asegurarse de crear espacios por su cuenta. Por lo tanto, es necesario atraer/mantener ocupado a los jugadores de la oposición para luego encontrar un hombre libre de nuestro equipo. Cuando un defensa central, por ejemplo, dribla hacia el bloque de oposición, el oponente intentará adoptar una forma aún más compacta para evitar pases a que filtren su bloque defensivo. De esa manera, uno crea espacio alrededor del bloque rival. En general, si el oponente no se está moviendo, debemos hacer que se mueva.
2. Atrae a los oponentes y luego acelera la circulación para aprovechar el espacio creado

Dado que jugar desde atrás es un enfoque de una fase de posesión, algunos principios básicos de la fase de posesión son bastante relevantes aquí. Hay infinitas direcciones en las que se puede jugar un balón. Sin embargo, si uno lo simplifica, solo hay tres opciones: diagonal, vertical, horizontal. Al representar el efecto de un pase que se juega en diagonal/vertical/horizontal, aparecen preferencias claras. Mientras que un balón que se juega en diagonal puede sobreponerse a las líneas verticales y horizontales de la oposición, un pase vertical u horizontal solo sobrepasa las líneas verticales u horizontales. Además, recibir un balón diagonal es más fácil, ya que un jugador puede posicionarse correctamente viendo balón y portería en cualquier momento.
3. Diagonal -> Vertical -> Horizontal

Como se mencionó anteriormente, es obvio que el objetivo de la salida de balón jugada es progresar.
Los pequeños detalles pueden decidir si un jugador puede girar y jugar hacia adelante. Si es posible, nuestros jugadores siempre deben enviar un pase en la parte delantera del jugador receptor. De esa manera, es más probable que vea a un hombre libre en un zona más avanzada. Además, si el jugador que recibe tiene espacio delante de él, uno debe jugar la pelota en el espacio para permitir la progresión directa.
4. Enviar los pases a la pierna avanzada del compañero o al espacio, siempre que sea posible

Evidentemente, la forma del cuerpo del jugador receptor, el primer toque, la comunicación verbal y no verbal entre jugadores y muchos otros principios afectarán a la tasa de éxito de cualquier acción; en nuestro afán en simplificar y reducir al máximo los conceptos nos hemos limitado a estos 4 principios que consideramos los más importantes para una correcta salida desde atrás.

Cómo salir jugando desde atrás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *